Gainbeherako eskualdeak, zer egin? / Comarcas en declive ¿qué hacer?

Isabel Elizalde Arretxea

Directora gerente Asociación Cederna-Garalur

PIRINEO NAVARRO: APROVECHAR LOS RECURSOS, CREAR NUEVAS ECONOMÍAS

 

Hace ya muchos años que se habla, hablamos, del Pirineo Navarro y su difícil situación.

Años en los que hemos visto planes, inversiones, esfuerzos para tratar que el Pirineo sea un espacio vivo, años en los que hemos discutido sobre lo que es y no es Pirineo. Hemos vivido momentos de ilusión y de esperanza, con ideas, proyectos y nuevas posibilidades para asegurar un futuro sostenible. En estos años hemos visto proyectos importantes que se han hecho realidad y que son parte fundamental de la economía de la zona y proyectos que habiendo arrancado siguen sin crecer, que son ideas y/o pequeños gérmenes que a duras penas consiguen seguir en pie.

Ahora siento como que son muchos los proyectos que se han quedado en el tintero y las promesas en cajones, algunos proyectos de los que se han ejecutado no responden quizás a las verdaderas necesidades de territorio y sin embargo otros importantes no se han podido llevar a cabo. Pienso en las personas mayores, las mujeres,…pienso en el mantenimiento de los servicios sanitarios y de las urgencias, en la dificultad en mantener las escuelas rurales, en los problemas y en el estado de las comunicaciones y de las carreteras, en la precariedad de las redes y del suministro eléctrico…

Hoy es el día que nos seguimos enfrentando a los fríos números que nos hablan de despoblamiento, de envejecimiento de la población, de la baja tasa de actividad, de la despoblación, de la pérdida de servicios… Y tras los números, o mejor, delante de ellos, personas.

Personas del Pirineo, personas que quieren vivir y trabajar en el Pirineo, personas que saben de su fuerza, de su voluntad, personas con ilusión, con energía y con talento para desarrollar economía, y trabajo en el Pirineo. Este es el activo que no podemos perder…y que sin embargo estamos perdiendo. Sin estas personas no hay, ni habrá Pirineo.

Es necesario cuidar, apoyar, compartir e impulsar la voluntad y las ideas de estas personas desde el propio territorio. Debemos esperar apoyo técnico y económico externo, desde luego, pero no debe ser esta la condición para generar ideas y proyectos, para ponernos de acuerdo, para afrontar retos juntos, para innovar y para generar actividad y empleo.

Las perspectivas que tenemos para el Pirineo deben pasar primeramente por una reflexión de cómo hacemos las cosas, y ¿Qué vamos a hacer, las personas del Pirineo, para vivir y trabajar aquí? En mi opinión hay mucho potencial y mucha capacidad para apostar por el Pirineo. Debemos centrarnos en lo que hemos hecho bien, en lo que podemos hacer, en lo que nos une, en buscar soluciones compartidas en el propio territorio, con territorios próximos, cooperando con nuestros vecinos del otro lado del Pirineo con quien compartimos un mismo territorio y unas mismas problemáticas, buscando juntos soluciones.

Escucho a las personas mayores y me asombro de su visión, de su capacidad para entender estos valles, su historia y cultura, los bosques y ríos, la forma de vida de estos pueblos, y cómo esto modela el paisaje….Escucho a pequeños empresarios/as y me sorprende su apuesta por generar economía, su voluntad de ofrecer productos de calidad, por diferenciarse, por cuidar al cliente, por creer en los productos locales….Escucho a los jóvenes y veo su ilusión, su creatividad, su ambición, su formación y su respeto por el territorio, y por las personas…., jóvenes que se comunican en local y en global, jóvenes abiertos al mundo desde lo local.

Y esto es lo que, desde mi punto de vista, debemos considerar clave como herramienta de trabajo, la comunicación, la comunicación del siglo XXI para trabajar entre nosotros para avanzar, para compartir, para aprender de otros y de nosotros.

Comunicar para fijarnos mejor en el paisaje de nuestro Pirineo, en lo que nos cuenta a nosotros como habitantes y en lo que cuenta a los que nos visitan. Comunicar para trasladar a la sociedad, a toda, que estos bosques, estos pueblos son el fruto de una historia entre naturaleza y seres humanos que queremos seguir manteniendo y compartiendo.

Comunicar y compartir que le damos valor a lo que hacemos y que queremos que los demás también se la den. (Apuesta por el producto local y el valor añadido en local).

Comunicar que tenemos unos bosques y unos lugares, que cuidamos, en los que todos podemos disfrutar en las diferentes estaciones del año, con una madera con la que construir casas y muebles, con leña y astilla para calentar los hogares, con unos productos del bosque que podemos degustar, con unas bordas que nos pueden cobijar, con un ganado que nos alimenta y ayuda a conservar limpio el monte, con una actividad agropecuaria y forestal que podemos recuperar y potenciar (biomasa, turismo sostenible, micología, gestión forestal).

Comunicar que somos capaces de crear arte y artesanía, de incorporar las nuevas tecnologías en nuestras casas y en nuestros trabajos, de divertirnos, de disfrutar de la vida… en nuestros pueblos y valles, en el Pirineo.

Escuchaba recientemente, por cierto a través de las redes sociales, a un conocido y mediático presidente latinoamericano decir lo siguiente “tenemos que luchar por otra cultura, no se trata de volver al hombre de las cavernas…debemos gobernar el mercado…..cuando luchamos por el medioambiente, el primer elemento del medio ambiente se llama: la felicidad humana”. Y en definitiva de esto se trata.

Tenemos un Pirineo rico en recursos, recursos que históricamente han sido fuente de ingresos, de riqueza, recursos que hoy son capaces de generar nuevas economías y nuevas fuentes de ingresos y que debemos saber aprovechar y ser capaces de cuidar y de mantener. El reto está en hacerlo y el reto está en defender unos servicios sanitarios, educativos, asistenciales básicos, de calidad y dignos para que la población pueda apostar por trabajar y vivir en el Pirineo. El reto está en hacer que los pequeños polígonos industriales se llenen, en que los centros polivalentes cobijen a empresas capaces de generar empleo.

Y hay otros dos aspectos que desde mi punto de vista tendríamos que incorporar a lo dicho hasta ahora:

  • La importancia de considerar que la presencia de la mujer en el Pirineo es clave, las dinámicas, los servicios, la perspectiva laboral debe considerar el componente femenino como un aspecto transversal. Tenemos experiencia en nuestros valles de lo que supone ir perdiendo población femenina y población femenina joven.
  • Por otra parte en esta labor las universidades y los centros formativos deben estar presentes tanto como acompañantes y entidades capaces de incorporar innovación, como entidades responsables de formar a las personas más jóvenes del Pirineo. Necesitamos entendernos entre el territorio y las universidades, comprendernos y aprovechar las capacidades de ambos. Hemos tenido recientemente experiencias con universidades y con gente joven de la zona que cree que hay futuro para ellos en el Pirineo, hemos podido hacer convenios para investigar e innovar con nuestros productos agroalimentarios. Tenemos que conocernos mejor. Asegurar que el conocimiento llegue y se quede es una de las mejores bazas para asegurar el futuro.

En fin, hablamos de Bosque, de Biomasa, de Turismo Sostenible y diferenciado, de Gestión de Espacios Naturales, de Cooperación, de pequeñas Empresas Agroalimentarias, de Transformación, de Ganaderos, de Producción Agropecuaria y Forestal, de Nuevas Tecnologías, de Patrimonio…

Y desde Cederna Garalur, como instrumento de desarrollo que somos del territorio, debemos trabajar porque esto que se llama Desarrollo Local Participativo, sea la vía para alcanzar el objetivo de un Pirineo Vivo, la vía para acercar recursos al territorio y para trabajar juntos.  ●

Josu Larrinaga Arza

EHUko Antropologia Sozialaren irakaslea, Parte Hartuz Ikerketa-taldekidea

ENKARTERRIAK. BULTZADA ENDOGENOAREN ZAIN

 

Egunotan Enkarterriak eskualdea albisteetan dago Kadagua ibaiak eragindako uholdeengatik; “uriolak desertuan”, pentsatuko du norbaitek, izan ere normalean Kadagua haraneko herriak notizietan agertzen dira basamortu industriala bilakatzen ari direlako: azkena Arkema kimikoa izan da, sektore bereko Reckitt&Colman joan zen orain urte gutxi, Alonsotegiko Mure, Aranguren aldeko paperoletan etengabea da lanpostuen desagerpena eta ixteko mehatxuak.. Bizkaiko Aldundiak, noizean behin, diru-inbertsioren bat egiten du enpresen desagerpena geldiarazteko, baina horretan ere ez da sumatzen aurrera begirako ihesa baino: ezaguna da zenbait enpresetan klientelismo politikoak (eta sindikalak) funtzionatu zuela langileak kontratatzean, eta orain horiek euren lanpostuak defenditzeko mobilizatzen direnean, eskualdean botere politiko handien eskuratzen duen alderdiak arriskuan ikusten du bere oinarri elektorala... Azkenean diagnostikoa argia da: enpresa multinazionalek alde egiten dute lehen etortzen ziren moduan, euren interesen arabera eta gaur egungo egoera globalean ez dago, ez kontrabotere sindikalik, ez estrategia politikarik, hori galgatzeko ahalmena duenik. Kadagua ibaiak, igotzen denean, betiko pabiloiak ureztatzen ditu, baina gero eta langile gutxiago sartzen ditu oinak ur lohi horietan..

Kadagua ibaiak uholde ugari eragiten du erreka emaritsua delako eta, noski, euria egiten duelako, baina baita bere burualdean, Burgoseko Mena haranean, Ordunte urtegia dagoelako ere: Bilboko Udalarena da urtegia eta hiri hori hornitzen du ura edangarriaz, euri asko egiten badu eta oso beteta badago, askatu behar eta uholdea tokatzen zaio Balmasedatik Bilboko Zorrotzaraino doan haranari, Enkarterrietako bizkarrezurra, populazioari eta industria(eza)ri dagokionez. Bai Kadagua harana Bilbao Metropolitanoko atzeko patioa da, ur edangarrien fluxua goitik behera doa eta kontrako norabidean datoz hiri handiko zaborrak Artigas aldeko zabortegi eta erraustegira, hondakin arriskutsuak Zallako hondakindegira,... Jaurlaritzaren kapitala duen SHESA enpresak fracking teknikaren bidez ustiatu nahi lituzkeen lehenengo putzuetako bat Mena aldean dago, Burgoseko lurraldean, baina balizko isuketak eta kutsadurak Kadaguara joango lirateke. Atzeko patio honek, berriz, azken urteotan, hobekuntza nabarmena ezagutu du komunikabideetan autobide berriari esker; honek ekarri du populazioa nabarmen igotzea zenbait guneetan –Gordexolan, Zallan, Güeñesen, Sopuertan-, jende gehiagok egiten du lo herriotan, baina honek dakartzan osasun, kultura, kirol eta hezkuntza ekipamendu handiagoen beharrei ez zaie erantzun behar bezala: udalek ez dute diru-ahalmen propiorik eta beti eskean ibili behar dute; lurralde planifikazioan etxebizitzen eraikipena kontutan hartu zen, burbilak asmo faraonikoak lehertu zituen arte, beste guztia merkatua, zoria edo auskalo zeren esku utzi zen... A bai, turismoa! Turismoak sortzen dituen lanpostu eskas eta prekarioak, horiek ere urri, eta ez urre.

Zertxobait alde al du Enkarterriak? Beno, eskualde handia da hedaduraz eta baso eta mendiko lur gehienak publikoak dira, paperolen garai loriatsuetan pinuz josi ziren mendi eta zelaiak eta orain horrela darraite monokultiboak dakartzan arazoek janda: izurriteak, suteak... Baina zerra-industriarik ere ez da garatu, zuraren balio erantsia, egotekotan, kanpora doa. Balmaseda aldean egon zen tradizioa altzarigintzan baina gero produktua kanpotik zekarten salmentarako superfizie handiek hondatu zuten artisautza hori eta azkenean Barakaldon kokatu zen multinazional handiago batek, eta krisiak, negozio osoa hondatu zuten.

Azken honek erakusten digu, ziurrenik, eskualdearen arazo handiena zein den: beti espero da konponbidea kanpotik etorriko dela: azken urteotan Enkarterri Group izeneko ekimen publiko-pribatu batek planteatu ditu oso aukera galaktikoak zura edo egurraren negozioan aritzeko: balizko patente japoniar bat bioplastikoak egiteko, baita bioerregaiak ere.. Baina beti bertako inbertsoreak bilatzen dira (eta ez daude, instituzioak ez badira) know how delakoa, eta, beraz, balio erantsia, beste leku batetik datorren eta beste poltsiko batzuetara doan estrategia baten menpe. Bertako ekimena, bertako talentu eta jakintza ez dira ez babesten, ez eta bultzatzen ere. Eskualde osoan ez dago Lanbide Hezkuntzaren zentro publiko bakarra ere, eta ez da ezagutzen epe ertainera begiratzen duen inolako planifikazio politikorik holako ekimenak, edo sikiera, kezkak, antolatu eta babesteko. Jende gazteak askoz errazago du bertatik alde egitea –noski, ikasi nahi badu hori egin behar du derrigor- geratzea baino, eta doana gero bisitan dator, edo lo egitera.

Enkarterriak ez dira soilik Kadaguako haran desindustrializatu eta gentrifikatua edota Ibarrezkerreko auzo erresidentzialak bilakatu diren Sopuerta eta Galdames bezalako herriak. Badaude ere Goi-Enkarterriak deitu ahal ditugun herri errural peto-petoak: Karrantza, Lanestosa, Artzentales, Turtzioz, Villaverde. Horiek Europear Batasunak gainbeheran dagoen mendi-nekazaritzako eskualdetzat jo zituen aspaldian (baina halako eskualdetarako zeuden laguntzak joan dira ekialdeko estatuetara, jakina denez) eta egoera estruktural horretan segitzen dute. Baina hortxe, Karrantza Haranean, azken urteotako albiste pozgarriena sortu da: bertako abeltzainek –ez denek, baina bai kopuru handi batek- Bizkaia (eta Euskal Herria) Esnea enpresa eta marka sortu dute euren behien produkturako prezio duinak lortze aldera eta eredu argigarria eman dute: euskal jendearen elkartasuna eskatu dute bertako produktua kontsumitzeko; antolakuntzarako eta publizitaterako ezagutza eta kemen autoktonoa bideratzen, esperientzia eta gaztetasuna uztartzen, jakin izan dute (ez da makala izan Gordexola herri txikitik jaso duten laguntza) eta buelta eman diote esne-abeltzaintzak bizi duen egoera larria. Orandik bide malkartsua daukate –monokultiboa inoiz ez da fidagarria, are gutxiago kanpoko input-en (pentzua, ongarriak) menpe dagoen esnearena bezalako produkzio batean- eta tamalgarria da oraindik bere produkzioa Espainia aldean ontziratu behar izatea (asunto honetan Jaurlaritzak beti bultzatu duen beste esne-enpresaren -gaur egun, gainera, multinazional baten esku- fede txarraz hiz egitea luze joko luke) baina hori ere badirudi konpontze bidean doala, neurri handi batean Karrantzako Udalean orain dagoen bulkada berriari esker.

Historialariek diote Kadagua Haraneko industrializazioa bertako ekimentsuek gidatua izan zela eta mendeetako tradizioa egon dela eskualdean Bilbo hiriko elikadura beharrak asetzeko (nabermenki ogiaren ekoizpenean). Gaur egun hori islatzen da Karrantza Haraneko esnearen inguruko ekimenean. Hau izan dadila bertako bultzadaren legamia, lidergo endogenoen garaia da.  ●

Azken Albisteak

Portfolio

Beha Euskal Herria Euskal Herri osoko aktualitate sozioekonomikoa bildu nahi duen ataria da. Gaindegiak sortua da, Euskal Herriko ekonomia eta gizarte garapenerako behategia.

Harremanetarako

Beha Euskal Herria Gaindegiaren proiektua da. Gaindegiarekin harremanetan jartzeko:

Gaindegia

Gaindegiaren laguntzaileak