El envejecimiento de la población, un reto también para EEUU

Varios

El envejecimiento de la población es un reto al que deberán enfrentarse muchos países en los próximos años. En Europa este fenómeno afectará a todos los Estados miembros y prácticamente a todos los ámbitos de actuación de la UE, según ha confirmado ya la Comisión Europea. En Euskal Herria los últimos cálculos de Gaindegia apuntan a que de aquí al año 2030 la cifra de habitantes mayores de 65 años crecerá en un tercio en Euskal Herria, mientras que la de menores de 14 años disminuirá en más de un cuarto. Es un dato que resume la evolución de la población vasca: los ciudadanos de Euskal Herria seremos menos, pero, sobre todo, más viejos. El ratio entre las personas en edad activas y las que se encuentran en edad de jubilación también se irá deteriorando: se prevé que para 2030 habrá 115.000 personas activas menos y 210.00 más en edad de jubilación en nuestro territorio. Ante esa previsión, es evidente que necesario planificar políticas que hagan frente a estos nuevos retos.

BBVA Research ha publicado recientemente el estudio Tres motores de la transformación demográfica de EEUU en el que aborda esta problemática y sus efectos en el crecimiento económico en este país.

Según datos del estudio, la población de Estados Unidos está estancada en su ritmo de crecimiento y cada vez es más vieja. El crecimiento de la población se desacelera (0,90%), pero las previsiones apuntan a que en 2060 será la mitad del actual, bajando al 0,46%. La tasa de natalidad es cada vez más baja, con una media de 15,3 por cada 1.000 habitantes, en parte debido al retraso en la edad en que las madres tienen su primer hijo. En 2013 fue de 26 años, frente a los 21 de los años 70.

Asimismo ha crecido la tasa de mortalidad, en una población cada vez más vieja y con más enfermedades. Un ejemplo es la alta tasa de obesidad, situada en el 35,35 de la población adulta, el doble que la media de los países de la OCDE. Se considera que la muerte por causas cardiovasculares y cánceres aumenta entre las personas obesas. La inmigración es la variable que compensa un tanto la situación, pese a que se ha reducido, situándose en el millón de personas por año. Por su parte, la esperanza de vida sigue creciendo de modo imparable. Si en 1965 era de de 71 años, en 2013 se elevaba hasta los 78,8 y se prevé que en 2060 sea de 85.6 años.

La única variable positiva, según BBVA Research, estriba en el aumento de la diversidad poblacional, derivada fundamentalmente de la inmigración. La diversidad recoge aspectos relacionados con la raza, el sexo, la edad, el grupo étnico, la lengua, la formación académica o la dicotomía urbano/rural. Según el estudio, la diversidad de EEUU se va haciendo cada vez más compleja: mientras en 1960 el 75% de los nacidos en el extranjero y residentes en EEUU eran europeos, en 2012 ese porcentaje se quedaba en el 11,8%.

¿Cuál será el impacto de estos factores sobre el crecimiento económico? Algunos economistas, citados por BBVA Research, estiman que se producirá un largo periodo de estancamiento, gracias al escaso crecimiento de la población y al aumento de la esperanza de vida. La única solución, muy improbable, es que se produzca un crecimiento rápido de la población. Según los expertos consultados por BBVA Research, ese incremente poblacional redundaría en el aumento de la demanda de inmuebles y otros bienes, elevando así la producción; de no darse ese cambio de tendencia, las consecuencias serían negativas. Por un lado, los gastos públicos vinculados a la jubilación y a la sanidad crecerán debido al envejecimiento de la población. El gobierno podría reducir gastos en otras partidas o elevar los impuestos, pero ambas alternativas resultan complicadas y la consecuencia final sería una desaceleración del crecimiento económico. Un segundo impacto se centra en la caída de la participación de la población activa, al reducirse las horas totales trabajadas. Según BBVA Research, en 2060 habrá solo 1,7 trabajadores activos por cada beneficiario de servicios sociales.

El informe concluye afirmando que las instituciones deben centrarse en aumentar la productividad a largo plazo, a través de políticas fiscales sensatas, reformas educativas, inversión en infraestructuras y una política de inmigración prudente.

Más información:

Informe: Tres motores de la transformación demográfica de EEUU

Estados Unidos en datos

Zahartze demografikoa Euskal Herrian

Tags: 

Azken Albisteak

Portfolio

Beha Euskal Herria Euskal Herri osoko aktualitate sozioekonomikoa bildu nahi duen ataria da. Gaindegiak sortua da, Euskal Herriko ekonomia eta gizarte garapenerako behategia.

Harremanetarako

Beha Euskal Herria Gaindegiaren proiektua da. Gaindegiarekin harremanetan jartzeko:

Gaindegia

Gaindegiaren laguntzaileak